viernes, 22 de mayo de 2015

Cómo hacer un terrario para caracoles

   Hace ya semanas, con la llegada del buen tiempo, aprovechamos para que las peques disfrutaran de un día de campo. (Ver aquí la entrada) Mis padres tienen un chalet con terreno y a las peques les encanta ir allí y pasarlo genial regando las macetas de mi madre, recogiendo flores silvestres... (y mientras papi y yo solemos aprovechar para escaparnos e irnos a ver alguna peli en el cine, jijijiji!!!)

   Bien, pues ese día de abril le preparé a C una caja muy especial para coger caracoles. Ella me ayudó a preparla, a pegar los papeles de colores, la parte de recortado, obviamente, la hice yo. La cajita quedó así:





   Cual fue la sorpresa de papi y mía cuando llegamos a casa de los abuelos y vimos a C tooooda feliz con ¡¡¡12 caracoles!!! Menos mal que pudimos convencerla y que eligiera sólo a 4, que ya me parecen bastantes caracoles.

   Pues sí, somos 4 más en la familia. Pero la verdad es que tanto a C como a P les encanta pasarse un buen rato observando a sus nuevos amiguitos.

   La primera caja era muy pequeña, así que este mes decidí cambiarlos a una más grande y más "equipada". Investigué un poco y encontré algunas curiosidades sobre los caracoles que no conocía.

- Les encanta la lechuga (bueno, esto sí lo sabía) y también tomates, fruta...
- Necesitan comer calcio, lo suyo es ponerle alguna cáscara de huevo, por ejemplo. Si no encuentran calcio ¡se comen su concha para conseguirlo!
- Comen tierra   O.o
- Les gusta dormir en sitios secos y oscuros
- Son animales nocturnos (aunque ya os digo yo que en cuanto les pones lechuguita bien mojada salen todos de su "casita" a refrescarse un rato, jeje!)

   Bien, pues con esos datos le preparé su nueva casa:




Necesitais:

- Una caja de zapatos o similar bien resistente (yo usé una caja de magdalenas)
- Forro autoadhesivo
- Cutter y tijeras
- Mosquitera
- Papeles de seda
- Mezcla de cola y agua
- Pincel o brocha
- Tierra
- Piedras, palitos... para decorar
- El "culo" de un brick (para la zona de "sueño")

¿Cómo se hace?

1. En la tapa de la caja recortad un rectángulo.
2. Forrar toda la caja y la tapa por dentro con el forro autoadhesivo (ese que se usa para los libros) Así evitaréis que la caja se estropee con las babas de los caracoles y con la humedad de la tierra y las hojas de lechuga.
3. Colocad un trozo de mosquitera por dentro de la tapa.
4. Decorad la caja y la tapa por fuera como gusteis. Yo usé papel de seda que pegué con la mezcla de agua y cola, pero sirve también pinturas, pegatinas... lo que queráis.
5. Dentro de la caja poner como un dedo de tierra de macetas.
6. Recortad el culo de un brick y colocadlo también en la caja, servirá como "habitación para dormir"
7. Podéis meter piedrecitas o palitos.
8. Meted a los caracoles y darles lechuguita fresca (bien mojada) y cáscara de huevo (para el calcio)

¡¡Y a disfrutar de vuestros nuevos amiguitos!!

Besitos y hasta el lunes!

4 comentarios:

  1. Me encanta la idea, se lo voy a proponer a Jirafita para que hagamos una en casa. Le fascinan los caracoles desde que era muy pequeña!
    Gracias, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, a recoger caracoles y demás bichitos y a darles muchos mimos. ^__^

      Besotes!

      Eliminar
  2. Buena idea :D .. mi hermano encontró un caracol y adivinen quien se lo quedo? ;__; es bello.. me diste buenas ideas para hacerle una casita decente :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar que este tipo de casita les encanta. Nosotros dejamos la tapa abierta de día y solo la cerramos de noche. Eso sí, a veces nos tenemos que pasar un buen rato buscándolos, pero no me gusta dejarlos tanto tiempo encerrados.

      Gracias por pasarte a comentar.

      Eliminar

Gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...