miércoles, 4 de junio de 2014

Decorar una caja para los libros

   A C le encanta los libros. Con 32 meses le gusta sobre todo las historias cortas, con grandes dibujos, solapas que se levantan, con sonidos, texturas... Cada cierto tiempo le compramos algún libro nuevo para leérselo por las noches.

   Eso no significa que sólo los leamos de noche. Los libros están en su dormitorio, al alcance de sus manitas, para que los coja cuando quiera. Para que los abra, los mire, se los enseñe a sus peluches... en fin, para que juegue con ellos cuando y como quiera.

   Al principio los tenía amontonados unos encima de otros, sobre su mesita, pero al cabo de un tiempo se me ocurrió fabricarle una pequeña "biblioteca". Con una caja, papel decorado, cola, cúter y unos adornos le hice una caja para que guardara sus libros y los tuviera siempre a su alcance.

Para ello usé:

  • Una caja (robusta, de una muñeca que le regalaron)
  • Papel de empapelar paredes (porque era bonito, lo tenía por casa sin usar y me pareció bastante resistente para que aguantara los trejemanejes de la peque)
  • Cúter, lápiz y regla
  • Cola rebajada con agua, pincel
  • Adhesivos 3D de los chollos
  • Cinta de raso que tenía por casa para "tapar" ciertas imperfecciones



   El siguiente paso fue forrar la caja con el papel, para ello, ayudándote de la regla, ve marcando por dónde tienes que cortar. Impregna bien el papel con la mezcla de cola y agua y forra la caja completamente.

   Una vez que tengas la caja forrada con el papel y esté todo bien seco, tan sólo tendrás que decorarla con los adhesivos como más te guste. Yo añadí un par de tiras de raso para tapar la parte donde se unían los dos trozos de papel y que a la vista quedaba bien feo.

   Puedes añadir lazos, figuras de gomaeva, o de fieltro... decóralo como más te guste y ya tendrás lista tu pequeña biblioteca. 

   Es importante que cuando coloques en la habitación de un niñ@ libros, lo hagas de forma que las portadas se vean. De este modo los libros serán más atractivos para los peques de la casa. Si lo colocas como en las típicas bibliotecas de los adultos, sólo verán el lomo, que suele ser fino, con lo cual no tendrán la curiosidad de cogerlo.




Y vosotr@s, ¿cómo o dónde colocais los libros de vuestros pequeños lectores?

¡¡Nos vemos el viernes!!

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¿No tenías un sobri?...pues hala! Ya te puedes poner manos a la obra :p Jejeje!

      Besos!

      Eliminar

Gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...